5 razones para evolucionar hacia una gestión de vulnerabilidades basada en el riesgo


Las soluciones de gestión de vulnerabilidades no fueron diseñadas para manejar la superficie de ataque moderna, ni el creciente número de amenazas que ésta representa. Además, se limitan a una visión teórica del riesgo que puede ocasionar vulnerabilidad, lo que lleva a los equipos de seguridad a desperdiciar tiempo investigando los problemas equivocados y pasando por alto muchas de las vulnerabilidades más críticas. 

En cambio, al adoptar un abordaje de gestión de vulnerabilidades basada en el riesgo, se permite que los equipos de seguridad puedan concentrarse en las vulnerabilidades y los activos que más importan y, al mismo tiempo, eliminar la prioridad de aquellas vulnerabilidades que probablemente nunca se exploten.  

  1. Toma decisiones considerando todo el contexto. 

Para comprender el verdadero riesgo que representa cada vulnerabilidad, correlaciona y analiza características esenciales de vulnerabilidades, junto con otros elementos contextuales clave, que incluyan criticidad de los activos afectados, inteligencia de amenazas y exploits, y evaluación de actividad actual y futura probable de los atacantes. 

  1. Enfócate primero en lo que más importa. 

Comprende todas las vulnerabilidades en el contexto de los riesgos, para que puedas usar esos datos en la priorización de esfuerzos de corrección. Esto te da la facultad para superar los problemas propios de emplear la puntuación CVSS de manera aislada. En vez de eso, puedes abordar el verdadero riesgo y no perder tiempo valioso en vulnerabilidades que tienen una baja probabilidad de ser explotadas. Como resultado, podrás maximizar la eficiencia del equipo al reducir proactivamente la mayor cantidad de riesgo con la menor cantidad de esfuerzo. 

  1. Elimina los puntos ciegos. 

Evalúa activos modernos, así como entornos de TI locales tradicionales, para eliminar los puntos ciegos. Esto te permite obtener visibilidad hacia toda la superficie de ataque y así poder determinar qué vulnerabilidades priorizar para corregir con base en el riesgo, sin importar dónde estén en la red. 

  1. Sé determinado y estratégico. 

Detecta y evalúa continuamente el riesgo asociado con todos los activos críticos que están a lo largo de la superficie de ataque, y emplea análisis que evalúen dinámicamente los cambios en los datos de vulnerabilidades, amenazas y criticidad de activos. Si se limitan las evaluaciones a activos contemplados en las auditorías, se pueden ignorar sistemas críticos, y los analistas estáticos y de punto en el tiempo, comúnmente generan correcciones tardías e incompletas o trabajo sin sentido que no reduce el riesgo. 

  1. Minimiza las interrupciones. 

Aprovecha los modelos de aprendizaje automático para automatizar y combinar continuamente datos de vulnerabilidad con inteligencia de amenazas y de exploits, así como con criticidad de activos, para medir con precisión el riesgo. Estos conocimientos te facultan para ajustar la estrategia de corrección casi en casi tiempo real. Aborda proactivamente las vulnerabilidades que representan el mayor riesgo, mientras minimizas las interrupciones de nuevas vulnerabilidades y exploits de día cero. 

La solución wasp de Ikusi, tiene un abordaje basado en el riesgo, que te permite maximizar la eficiencia y efectividad de los esfuerzos de corrección, para que puedas hacer el mejor uso de tus recursos de seguridad limitados desde cualquier punto geográfico. Actívala de forma gratuita aquí

Suscríbete a nuestro blog

Déjanos tu correo electrónico para enviarte actualizaciones de nuestros artículos.