Servicios Administrados

Servicio Administrado. ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Servicios Administrados… Últimamente mucha gente habla de ese término, pero no todos entienden su importancia y relevancia, por esto voy a explicar, a través de un ejemplo, qué hace un Servicio Administrado para las Tecnologías de la Información (ese es su nombre correcto), y cuál es su valor dentro de las empresas.

Para hablar de un Servicio Administrado, primero debemos voltear hacia los departamentos que contiene una compañía, por ejemplo, hablemos de una empresa de zapatos; los departamentos que podemos encontrar son:

  • El área de producción. Donde se fabrica el zapato que estás usando.
  • El área de entrega y logística. Que llevan los zapatos hasta la tienda donde los compraste o hasta tu casa, si lo compraste en línea.
  • El área de marketing. Encargados de los comerciales que nos bombardean sin parar.
  • Y muy hasta el fondo, generalmente en una oficina oscura y olvidada, se encuentra el departamento de TI.

¿Qué hace exactamente el departamento de TI?

Dependiendo de la madurez de la empresa, el departamento de TI se encarga de llevar actividades desde reparar computadoras (algunas con café en el teclado incluido), asegurar que la impresora funcione, preocuparse por los ataques de hackers (y que no se roben información de la nómina), mantener los servidores de datos (procurando que no se incendien), hasta cosas más complejas como verificar que los enlaces de internet estén activos y funcionando, y aplicar políticas de seguridad para que no te acabes el ancho de banda.

Ahora con la 4ta revolución tecnológica, la manera de interactuar de la gente está cambiando radicalmente; antes una persona tenía que desplazarse forzosamente a la oficina para poder hacer su trabajo, con la revolución ahora un empleado puede tener su correo, chat empresarial, video llamadas desde su celular, Tablet o pantalla, en un solo punto y utilizarlo desde cualquier sitio y en cualquier momento.

Con esta revolución el departamento de TI ha tenido que evolucionar de manera muy rápida y su importancia dentro de las empresas ha pasado de estar olvidados a convertirse en un punto clave para lograr mejoras operativas y de colaboración entre los departamentos, apoyando a crear oportunidades de venta de manera más rápida y eficaz.

Continuando con la zapatería, un vendedor puede utilizar su laptop para crear una videoconferencia (utilizando su red de datos) con los encargados de los almacenes para surtir pedidos de su última venta, y en esa misma llamada, es capaz de transferir un archivo con los modelos que necesita y a dónde hay que surtirlos (UcaaS), o bien el almacén puede mantener un monitoreo en tiempo real el stock (MaaS) con el que cuenta cada tienda y proveer los zapatos del modelo y número que más se esté vendiendo, sin necesidad de interacción de las persona (IoT Analitycs).

Un ejemplo más es la movilidad, donde un director regional puede estar revisando el reporte de la semana, mientras camina por los pasillos de la empresa hacia su oficina, sin perder ni un solo momento la conexión entre los servidores de datos de las ventas y su tablet (Wireless).

Todo lo anterior es un ejemplo de las bondades de la tecnología y cómo facilitan el trabajo y la interacción entre las personas. Pero aunque todo suene ideal, la evolución de la tecnología derivó en una pregunta crucial dentro de las empresas: ¿Mi personal de TI está lo suficientemente capacitado para poder instalar, operar y actualizar toda la tecnología que necesito para trabajar? Generalmente la respuesta es: No.

Los departamentos de TI de las empresas (y en este caso, los chicos de la zapatería) tuvieron que buscar cómo solucionar este inconveniente utilizando uno de dos caminos diferentes:

La primera opción es entrenar al personal de TI con las últimas tendencias tecnológicas, y como segunda opción es contratar una empresa externa que se encargue de todas las actividades relacionadas como: configurar equipos de red, configurar equipos de colaboración, migrar el centro de datos a una plataforma de nube, seguridad perimetral, etc.

Arrastrando el lápiz y dependiendo de la complejidad de la empresa, resulta mucho más barato, rápido y eficiente el contratar a una empresa tercera, que ya esté especializada en los temas de TI.

Si la zapatería escogiera capacitar a su equipo de TI tendría que considerar entrenamientos en todas las especializaciones o contratar al menos una persona especializada de cada área, enviar a su gente a eventos donde pudieran mantenerse al día de las últimas actualizaciones, tener equipos de laboratorios, etc., pero a la larga y viendo hacia el futuro ¿qué sucede cuando una persona entrenada renuncia? En este caso, para la zapatería resultaría una pérdida importante de conocimiento, dinero y tiempo.

Toda esta complejidad que ha evolucionado dentro de TI, llevó a las empresas a dejar la complejidad de los servicios TI en manos de empresas expertas en el ramo, creándose los Servicios Administrados de TI, que no es más que “delegar la responsabilidad de administrar la tecnología y los servicios asociados, a otra compañía para que el cliente pueda dedicarse a su propio negocio”.

Dicho en otras palabras, las actividades de TI las realiza una empresa externa, confiable, que ofrezca soluciones avanzadas y que se anticipe a las necesidades, como Ikusi. Tenemos la experiencia y los conocimientos necesarios para mantener todos los servicios operando y actualizados, mientras que nuestros clientes solo deben de preocuparse por hacer lo que saben hacer mejor, y para el caso de nuestro ejemplo, la zapatería se dedica a diseñar, crear y vender, sin preocuparse de nada más.

Escrito por:

Diana Mendez
Product Manager de nuevos negocios de Colaboración

Diferente desde el inicio. Apasionada de las telecomunicaciones, las matemáticas y la física. Competitiva, honesta y viajera. Me encanta el universo Marvel, DC y las animaciones japonesas.